Publicidad

Depósitos estructurados: alta rentabilidad a costa del riesgo

¿Estamos dispuestos a conseguir alta rentabilidad arriesgando más de la cuenta? Muchas veces nos preguntamos si es momento de tomar algo de nuestro espíritu especulador para sacarle jugo a nuestro dinero, pero mechas veces no estamos en condiciones de hacerlo ¿por qué?

Los clientes que habitualmente contratan depósitos tienen un perfil conservador, es decir buscan imposiciones a plazo con tipos de interés fijo que les aseguren una rentabilidad que conocen de antemano, reduciendo ese peligro que trae aparejado la posibilidad de tomar un depósito con tasas variables que no nos aseguran una ganancia, y que en caso de que no se cumplan con las condiciones establecidas, nos devolverán sólo los fondos invertidos.

Además, los depósitos estructurados tienen como característica particular que son ofertas a largo plazo en momentos donde la volatilidad de los mercados está a la orden del día, lo cual nos traslada esa inestabilidad internacional al resultado de nuestra inversión. El ahorrador común poco le interesa en estos días “jugar” con su dinero y busca refugio en productos que le transmitan seguridad.

Sin embargo, aquellos personas que están dispuestas a arriesgar algo más que el resto, con la finalidad de conseguir mejores tipos de interés se han volcado por los mejores depósitos estructurados, en detrimento de los fondos de inversión, que poco a poco pierden adeptos, aunque de seguro se recuperarán.

¿Por qué elegir un depósitos referenciado a los mercados? Este tipo de estrategias tiene como característica, en la mayoría de los casos, que ofrece una diversificación del riesgo en cuanto a su estructura ya que generalmente están conformados por dos partes que se complementan.

Son los llamados depósitos mixtos, donde una porción inicial tiene un plazo con tipo de interés fijo superior a la media de los productos tradicionales que se transforman en una especie de gancho para atraer a los que están con algo de miedo. Además, asegura el cobro de intereses ya que aquí no dependerá de la evolución del mercado.

Sin embargo, donde comienzan las dudas es en la otra parte. Aquí se aplican tipos de interés variables que estarán directamente condicionados al cumplimiento de condiciones estipuladas en el contrato y que están asociadas al comportamiento de los mercados. Aquí las opciones son amplias, pueden referir a las cotizaciones de las acciones de las empresas en la bolsa, a las divisas, las materias primas o el mismísimo Euribor.

Veamos ejemplos de como puede resultar este tipo de ofertas:

  • Primer 50% de la inversión con un 4,5% TAE en un depósito a 6 meses, con un importe mínimo de 1.000 € y con liquidación de intereses mensuales.
  • Segundo 50% de la inversión en el depósito a 30 meses y cuya rentabilidad dependerá de la evolución de la cotización de una selección de empresas.

El día X se comprobará cuál ha sido la evolución de la cotización de estas acciones respecto a la cotización de la fecha inicial, X.

A) Si todas las empresas cotizan en esa fecha igual o por encima del 100% del valor de la cotización de la fecha inicial, se cancela el depósito y se obtiene una rentabilidad acumulada del 8% (5,210% TAE) que se abonará el día X.
B) Si alguna de las empresas cotiza en fecha X por debajo de la cotización a fecha X, el depósito también se cancela y se recupera el 100% del capital invertido sin remuneración (0% TAE).

Sin embargo, lo que debemos tener en cuenta es que no permiten cancelar el depósito antes de vencimiento. En general si se puede recuperar el dinero que remunera a tipo fijo, pero no el referido al variable. También en el contrato figurará como se distribuye el capital en el depósito, los porcentuales que se estipulan y no puede modificarse.

Este tipo de ofertas es atractiva si gusta de la especulación pero no quiere poner todos los huevos en la misma canasta, si en vez de llevar todo a un fondo de inversión, aquí puede combinar dos productos, uno conservador, y otro un poco más arriesgado.

Recuerde que estos depósitos suelen aplicar a plazos superiores a los 12 meses, en general se consiguen a partir de los dos años en adelante porque al estar referenciados a los mercados necesitan un tiempo de evolución para realizar comparaciones entre períodos donde se revisarán las condiciones estipuladas.

En fin, para algunos, pero sepa que existen y que los ofrecen tanto bancos como cajas de ahorro, y cada vez más, porque así las entidades se aseguran captar pasivo por un tiempo prolongado, y se pueden dar el lujo de devolver el capital al vencimiento, y tal vez, nada en intereses.

Tenga en cuenta a la hora de contratar depósitos que a partir del 4 de julio de 2011, el Banco de España junto al Gobierno aplica una tasa a las altas remuneración, pero es importante aclarar que no incluye a las entidades extranjeras que no se encuentran adheridas al Fondo de Garantía de Depósitos español.

Recuerde que en materia de fiscalidad, el depósito tendrá una retención del 19% sobre los intereses a cuenta del IRPF para residentes.

Si desea conocer más sobre depósitos, consultar a los especialistas y realizar cálculos del dinero que cobrará por este tipo de productos, puede conocer cuanto recibirá de intereses en depositos.

Publicidad

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>